Los animales domésticos (perros y gatos) como reservorio fúngico

E. Piontelli L., M. A. Toro S. M.

Resumen


En una investigación epidemiológica efectuada en la ciudad de Valparaíso y sus alrededores, entre los años 1985-86, se estudió mediante la técnica del tapete la presencia de hongos patógenos y oportunistas en 278 animales domésticos -191 perros y 87 gatos- sin lesiones clínicas aparentes de dermatofitosis en su pelaje.

En los 191 perros, un 6,3% presentó dermatófitos zoofíficos (4 Trichophyton mentagrophytes y 8 Microsporum canis) y un 17,3% de dermatofitos geofílicos (2 Microsporum gypseum-fulvum complex, 6 Keratinomyces ajelloi y 24 Trichophyton terrestre). Los 87 gatos presentaron un 18,4% de zoofíficos (2 T. mentogrophytes, 14 M. canis) y un 12,6% de geofí1icos (1 M. gypseum-fulvum complex, 4 K. ajelloi y 4 T. terrestre).

La mayor frecuencia de M. canis (16,1% en gatos y solo un 4,2% en perros}, indica que este agente es capaz de sobrevivir en el pelaje sin causar lesiones aparentes y debe considerarse la especie Zoo-antropofílica más común transmisible al hombre en la edad pediátrica.

Entre los Onygenales e Hyphomycetes relacionados, la mayoría de los aislamientos corresponde a las especies de chrysosporium (30,9% del total de perros y 50,6% del total de gatos).

Entre las especies fúngicas potencialmente patógenas, puede apreciarse una franca predominancia de los géneros Scopulariopsis, Altenaria y Aspergillus en perros y de Scopulariopsis y Alrernaria. en gatos. Phialophora verrucosa y Exophiala jeanselmei, se destacan como hallazgos interesantes


Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.22370/bolmicol.1987.3.2.1535

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.